ARRIBA
Descarriados

DESCARRIADOS

La palabra descarriado o descarriarse ha acompañado a la iglesia por muchos años. El significado exacto de este términos es; desviarse o salirse del camino. Mucha gente tiene miedo de que en algún punto de su vida y por alguna razón, tomen la mala decisión de soltarse de la mano del Señor y terminar lejos del camino.

Lo primero que debemos tener presente es que sentir miedo no nos ayuda en nada. El miedo no es bueno, el miedo nos neutraliza, nos frustra, nos desactiva. Lo que debemos sentir en cuanto nuestra fragilidad, a la incapacidad de ser constantes y a la gran necesidad que tenemos de Dios es temor. El temor no tiene nada que ver con el miedo. El temor es un respeto reverente hacia Dios, hacia su palabra y hacia todo lo que Él hace. 

Para asegurarse de permanecer en el camino hacia la vida eterna, no debes pedir a Dios fidelidad, sino más bien, madurez. La madurez es la que te permitirá entender en toda su expresión el gran, y extremo sacrificio que JESÚS hizo por ti. Entonces ahí, cuando con madurez entiendas el costo de tu salvación, podrás ser fiel en las buenas y en las malas, sin temor alguno de volver nunca más atrás.

Deja tu Comentario